miércoles, 8 de febrero de 2017

¿Dios tiene un cuerpo de carne y hueso como los seres humanos?




Es fascinante estudiar a los mormones, siempre pienso que José Smith hubiese sido un genio de Hollywood.

Digo fascinante pues una vez montada la mentira, lo que se viene es pura contradicción. Comparemos la supuesta revelación de José Smith en su libro “Doctrinas y Convenios” donde dice:
“El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre; así también el Hijo; pero el Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu. De no ser así, el Espíritu Santo no podría morar en nosotros.”1 D&C 130.22
(El mismo José Smith dice haber recibido esta revelación en Ramus, Illinois, el 2 de abril de 1843.)

También en su página web pueden encontrar la siguiente respuesta a la pregunta:
“Dios es perfecto, omnisciente y todopoderoso; Él gobierna el universo. Él también es misericordioso, bondadoso y justo. Él es nuestro Padre Celestial, y somos creados a Su imagen (Génesis 1:27). Él tiene un cuerpo semejante al nuestro, pero el cuerpo de Dios es inmortal, ha sido perfeccionado y tiene una gloria que las palabras no alcanzan a describir. Como somos Sus hijos, Él nos conoce y ama a cada uno en forma individual. Él tiene un plan para ayudar a Sus hijos a ser felices en esta vida y volver para vivir con Él al término de ésta.”2

¿Literatura Inspirada?
Los mormones tienen entre sus libros inspirados a estas revelaciones del profeta, denominado “Doctrinas y Convenios”, curiosamente el Libro de Mormón también es tenido como libro inspirado en la literatura mormona. Surge la pregunta ¿A quién le creemos? A las revelaciones de José Smith registradas en Doctrinas y Convenios, o al Libro de Mormón, que supuestamente José Smith lo tradujo de manera sobrenatural. Qué dice el Libro de Mormón respecto de la naturaleza de Dios: Afirma que Dios es Espíritu.
“¡Santo, Santo Dios; creemos que eres Dios, y creemos que eres santo, y que fuiste un espíritu, y que eres un espíritu y que serás un espíritu para siempre!”3 -Alma 31.15
“Y dijo el rey: ¿Es Dios aquel Gran Espíritu que trajo a nuestros padres de la tierra de Jerusalén? Y Aarón le dijo: Sí, él es ese Gran Espíritu, y él ha creado todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra. ¿Crees esto? Y dijo él: Sí, creo que el Gran Espíritu creó todas las cosas, y deseo que me informes concerniente a todas estas cosas y creeré tus palabras.”4 - Alma 22.9-11
“He aquí, os digo que aquel que niega estas cosas no conoce el evangelio de Cristo; sí, no ha leído las Escrituras; y si las ha leído, no las comprende. Pues, ¿no leemos que Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre, y que en él no hay variación ni sombra de cambio? Ahora bien, si os habéis imaginado a un dios que varía, y en quien hay sombra de cambio, entonces os habéis imaginado a un dios que no es un Dios de milagros.”5 – Mormón 9.8-10

Contradicciones
Hay una gran contradicción entre lo que se le reveló al profeta José Smith y lo que dice el Libro de Mormón.

Una de las muchas razones de la contradicción es simplemente porque el objetivo principal de Solomon Spaulding no fue crear una nueva escritura o nuevas doctrinas y con ello contradecir la fe cristiana, él simplemente quería recrear una novela, una historia inventada, pero el manuscrito se perdió de las manos de Spaulding y fue a parar a manos de Smith, quien inventó la historia de que ese libro se lo entregó un ángel. ¿Quién fue Spaulding? Para saber algo más de Spaulding y su manuscrito ver: http://www.pioneerchristadelphians.org/Mormonismo.htm5.htm.

En Mormón 9.8-9 parece que hace alusión a “las Escrituras” como refiriéndose a lo que los cristianos conocemos como “La Biblia”, y pues allí dice textualmente que en Dios “no hay variación ni sombra de cambio”. A pesar de los errores, el Libro de Mormón reconoce la autoridad de la Biblia, contradiciendo de esta manera lo revelado al profeta José Smith.

CONCLUSIÓN
Dios no tiene un cuerpo como los mortales humanos que fueron creados por Dios. La Biblia, que es la verdadera Palabra Inspirada, suficiente, inerrante e infalible, dice lo siguiente:

Dios es Espíritu
Dios es espíritu; y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad.” Juan 4.24 BTX

Dios es Espíritu, entonces no puede tener “carne y huesos”
“Ved mis manos y mis pies, que Yo mismo soy; palpadme y ved, pues un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que Yo tengo.” Lucas 24.39 BTX
Dios siempre fue Espíritu, nunca cambia
“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay cambio ni sombra de variación.” Santiago 1.17 BTX
Dios es perfecto y nada de lo que sale de Él es imperfecto. No puede haber contradicciones doctrinales y afirmaciones respecto de la naturaleza de Dios. Si usted amigo es mormón o está visitando una iglesia mormona, considere que podría estar rodeado de humanos que creen en un dios humano, inventado por humanos.

Dios los bendiga

------------------------
BIBLIOGRAFÍA CITADA

  1. Doctrinas y Convenios, 1978, IJSUD, Salt Lake City: Utha, Pág.238 (https://www.lds.org/scriptures/dc-testament/dc/130?lang=spa)
  2. https://www.mormon.org/spa/preguntas-frecuentes/naturaleza-de-dios)
  3. Libro de Mormón, 1992, IJSUD, Salt Lake City: Utha, Pág. 343 (https://www.lds.org/scriptures/bofm/alma/31)
  4. Libro de Mormón, 1992, IJSUD, Salt Lake City: Utha, Pág. 316 (https://www.lds.org/scriptures/bofm/alma/22)
  5. Libro de Mormón, 1992, IJSUD, Salt Lake City: Utha, Pág. 585 (https://www.lds.org/scriptures/bofm/morm/9?lang=spa)





No hay comentarios:

Publicar un comentario