jueves, 25 de diciembre de 2014

¿Qué es hacer una doctrina basada en un Texto Fuera de Contexto?

Hacer una doctrina basada en un “Texto Fuera de Contexto” es parecido a hacer lo siguiente:

Tomaremos como ejemplo el acontecimiento de Judas, en Mateo 27.3-5 (RVR1960) que dice: 

“Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.”

Luego de establecer una secuencia lógica de cada una de las decisiones que tomó Judas, podríamos afirmar que después que cometió el pecado de traición y al ver que había obrado injustamente "entregando sangre inocente" tomó las siguientes acciones:

1) Se Arrepintió: “…devolvió arrepentido…” (v. 3)
2) Confesó su pecado: “…diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente…” (v.4)
3) “…Fue y se ahorcó.” (v.5)

La nueva doctrina sería que: las personas una vez que se “arrepientan de sus pecados” y “los confiesan” debe tomar la medida de “ahorcarse”.

Así de peligroso es basar una doctrina en un Texto Fuera de Contexto. Quienes han basado sus doctrinas haciendo este tipo de interpretación y aplicación de las sagradas Escrituras, simplemente han terminado dando origen a numerosas sectas, las cuales han llegado a tener muchos adeptos en el mundo y por varios cientos de años. Por ejemplo los que enseñan que “Jesús es menor que el Padre” y peor aun enseñan que “Jesús fue creado por el Padre”; y que afirman que el “Espíritu Santo es la fuerza de Dios”, tienen en el mundo casi 8 millones de adeptos, y continúan creciendo.

Reflexionemos sobre las doctrinas que enseñamos, pásalas por un simple filtro que se llama Contexto. No traigamos juicio a nuestras vidas.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario